TexasBar.com

Infórmese y ahorre dinero:
El Servicio de Referencia para Asesoría Legal o LRIS

Antes de reunirse con el abogado por primera vez, le recomendamos lo siguiente:

Prepárese bien para que el abogado tarde menos en entender cuál es el problema y cómo ayudarle a resolverlo, así ahorrará dinero.

  • Organícese. Antes de reunirse con el abogado, prepare, por escrito, una descripción detallada de lo sucedido, su problema legal y una lista de toda duda y pregunta que tenga al respecto. Para poder evaluar correctamente su caso, es muy importante que su abogado esté enterado de todos los detalles.

  • Sea franco. Es de suma importancia que cuando hable con el abogado sea completamente sincero y que le proporcione toda la información que tenga, tanto la que le favorece como la que no, porque sólo así podrá proporcionarle el asesoramiento indicado. No dude en decirle todo, ya que al abogado le es completamente prohibido divulgar la información que usted le haya dado.


{Volver al comienzo}


  • Determine cuánto le costará. Durante la primera reunión, al negociar y fijar los honorarios y gastos que deberá pagar y el plan de pagos a seguir sea franco. Haga que el acuerdo sea por escrito y guarde una copia para sí mismo. La mayoría de desacuerdos relacionados con honorarios y gastos cobrados surge a raíz de que no existe un acuerdo por escrito.

  • No dude en hacer preguntas. Para sacarle el mayor provecho al asesoramiento proporcionado por el abogado es esencial que usted entienda todos los aspectos de su caso y del proceso legal; pero a la vez, no se olvide que el tiempo tiene precio. Es mejor hacer varias preguntas juntas que llamarlo cada vez que tenga una porque se le puede cobrar por cada llamada.


{Volver al comienzo}


  • Lea todo documento cuidadosamente antes de firmarlo. También pida que el abogado se lo explique por completo de tal forma que entienda exactamente qué le están pidiendo que firme. Si después de eso aún tiene dudas al respecto, solicite que se lo vuelvan a explicar antes de firmar.

  • Guarde copias de todo. Siempre pida que se le proporcione una copia de todas las cartas y los documentos preparados o enviados en su caso, inclusive una copia del contrato que firmó con el abogado y manténgalos bien guardados.

  • Atienda bien el asesoramiento del abogado. Escuche y analice cautelosamente sus recomendaciones porque se fundamentan en su capacitación y experiencia profesional; pero también recuerde que los abogados no son magos y que ninguno gana todos sus casos. Aunque algunas veces las recomendaciones no son lo que esperaba o quería oír, siempre tomarán en cuenta lo que a usted más le conviene en términos legales.

{Volver al comienzo}